Fernando Puértolas es seminarista en etapa pastoral y aunque parte del Camino lo hizo en el “bus escoba” esta experiencia le ha supuesto un crecimiento personal y espiritual

Para mí ha sido una experiencia muy provechosa tanto externa como internamente. He podido conocer gente tanto de la diócesis de Zaragoza como de otras partes de España con una meta común.

La espiritualidad que irradiaban junto con la alegría en el Camino fue un precioso testimonio de cómo se vive la fe en toda España, todos con un objetivo común, llegar a Santiago y rezar ante el Apóstol.

Antes de hacer el camino estuvimos en Fátima junto con la diócesis de la Rioja, La Calzada Logroño, y fueron unos días de descanso en el Señor junto a la gente que, como tú, quiere y necesita rezar.

En el Camino, debido al cansancio, tuve la oportunidad de viajar en el “bus escoba” junto a gente que se había accidentado durante la marcha, ver las lágrimas en sus ojos porque, a pesar de todo, querían seguir caminando fue algo que me marcó.

Una provechosa experiencia totalmente recomendable que ha supuesto un crecimiento personal y espiritual.

Fernando Puértolas

2017-09-01T01:01:24+00:00

About the Author:

Leave A Comment